La hotelería en Ecuador

Desde la preincaica hasta la era moderna

La hotelería en Ecuador
Empezaron las primeras movilizaciones humanas y nacieron las necesidades de alojarse en un lugar determinado para el reposo.
Bajo esa premisa nacieron las primeras posadas donde se ofrecían hospedaje no tan sólo a las personas sino también para sus animales.
Si nos remontamos al imperio incaico, existían un sistema similar el cuál se lo llamaba tambos, el cuál se ofrecían albergue y alimentación.
El nacimiento del hospedaje en Ecuador aparece con las sociedades preincaicas y sociedades ancestrales.
Había en ese entonces una gran diferencia. 
Los chasquis, guerreros o varios funcionarios estatales buscaban los tambos; mientras que las autoridades incas en las llamadas pucaras.
Muchos dirán sí había alguna diferencia entre un tambo y una pucara.
Los tambos eran alojamientos temporales situados a lado de un camino. 
Su función era albergar a los chasquis o emisarios. Esos alojamientos servían de refugios, de centro de acopio de alimentos y materiales básicos para alimentación.
Aquello se remonta en 1471 y estaban ubicadas en la parte oeste del Ecuador, propiamente en la cordillera de Los Andes. Se construyeron de 2.000 a más tambos y fue de gran utilidad.
Los pucaras eran como alojamientos 5 estrellas. Fueron edificaciones de mayor presencia a lo largo del Imperio Inca. Muchas veces se lo utilizaba no tan sólo para alojamientos sino para fines administrativos y militar.
En Ecuador un pucara estaba ubicada en la Andina Central del Ecuador. Hubo uno conocido el Rumicucho que estaba localizada en la parroquia San Antonio de Pichincha. Otro fue el Quitoloma cerca a la población de El Quinche en Pichincha.
Esta gran fortaleza de los pueblos aborígenes estaban en zonas elevadas y eran muros de piedras secas dónde regularmente se alojaban los gobernantes. Podemos calificar como auténticos complejos culturales.
 

CASAS DE HUESPEDES

La hotelería para su desarrollo tuvo que pasar varias etapas y siglos. Luego de la invasión española se comenzaron a desarrollar las llamadas Casas de Huéspedes, sitios de alojamientos que primero se popularizaron en Europa y luego llegaron a nuestra América.
Las Casas de Huéspedes habían unas cuantas de lo que era territorio ecuatoriano.  Recién en el siglo XIX comenzaron los cambios en alojamientos.
Las Casas de Huéspedes, donde no prestaban muchos servicios, fueron reemplazados del sistema de alojamientos y se convirtieron en pensiones, el cuál prestaban algo de mejor servicio para el huésped.
En 1850 del siglo XIX apareció un revolucionario y emprendedor hotelero. Era el suizo César Jean Ritz, quien fue considerado como el Padre de la hotelería moderna.
Concibió, organizó y dirigió los hoteles con un concepto de lujo y el cuál tuvo vigor hasta 1914. 
Ritz fue un antes y un después en la historia de la hostelería tales como ubicar un cuarto de baño en cada habitación y establecer una atención personalizada para cada cliente.
Mientras la hotelería en Ecuador, inspirado en Ritz, se desarrolló de forma pausada. Antes tan sólo existían hoteles en ciudades principales como Quito y Guayaquil, pero eran pocos. Cuatro en la Capital y 3 en el puerto principal.
Seguían reinando las pensiones con su estructura de un dormitorio y un baño general para los usuarios.
 

PRIMER HOTEL EN ECUADOR

Recién a inicios del siglo pasado se edificó el primer hotel, llamado algo de lujo y fue en Quito. Se llamó Hotel Plaza Grande o Plaza de la Independencia y se encontraba muy cerca del Palacio de Gobierno. El solar donde se asentaba el hotel, con más de 5 siglos de historia, fue otorgado al conquistador Francisco Pizarro. Ahí se construyó la primera casa durante la fundación de Quito en el siglo XVI. Esa casa fue habitada por las familias más reconocidas de la colonia.
Los primeros hoteles en Ecuador se concentraron tan sólo en Quito y Guayaquil. Polos de desarrollo al principio del siglo XX.
Podemos mencionar a varios de ellos.
En Quito
1908 Gran Hotel Continental
1909 Hotel Royal
1921 Hotel Metropolitano
1930 Savo Inn
 
En Guayaquil
Desde 1900 a 1909
Gran Victoria hotel
Gran Hotel París
Gran Salón 9 de Otubre
Y lo más importante de todo esto es que desde 1930, en el Gobierno del presidente Isidro Ayora, se elaboró un reglamento que facilitó el ingreso de viajeros extranjeros. A partir de ese momento comenzó a generarse el negocio hotelero en todo el país. Los empresarios hoteleros comenzaron a invertir, gracias al impulso turístico.
Con la apertura de estos negocios se abrieron nuevas posibilidades y un mayor número de servicios. 
Cada hotel, desde el siglo pasado, se adaptaron a la necesidad del lugar y sobre manera prestando beneficios a los huéspedes.
 

ORGANIZACIÓN NACIONAL

El puntillazo inicial para los negocios hoteleros datan por 1955 cuando un grupo de empresarios guayaquileños decidieron constituir y fundar una organización nacional que agrupen y representen los intereses del sector de hotelería.
Para aquello estuvieron hoteleros de la talla de Frederick Stoeckli del hotel Humbolt Internacional, Francisco Bruzzone de los hoteles Continental, Majestic y Pacifico. Fernando David del hotel Tourist, así como Luis Aguas del hotel Ritz e Isaac Aboad del hotel Metropolitano. Estos personajes de la hotelería juntos a funcionarios de ese entonces del ministerio de Economía y Turismo del Ecuador sentaron las bases de lo que se iba a constituir en la Industria Hotelera Nacional.
Luego de aquello y recién en 1987 se consolidó el gremio hotelero, el mismo que se fortaleció nacional e internacionalmente.
Desde esa fecha, hasta la presente, se han logrado grandes progresos en procura de incrementar y diversificar los servicios de hotelería.
Menú de cierre